¿La planta de agave es venenosa o venenosa?

Las plantas de agave agregan belleza a los paisajes o crecen como especímenes en macetas. ¿Alguna vez te has preguntado: la planta de agave es venenosa o venenosa?

El agave del desierto o planta del siglo (Agave americana) es una planta notoriamente venenosa y venenosa, pero también es tan atractiva que es una planta de paisaje común.

Fascinante planta de agave, algunos dicen que es venenosa, ¿no es así?alfiler

El agave americano gigante, puntiagudo y amenazante crece naturalmente en los ambientes desérticos de Nuevo México y Arizona.

Además de ser una planta del desierto muy atractiva, también ha sido muy útil a lo largo de la historia.

Sus fibras se utilizan tradicionalmente para confeccionar una gran variedad de textiles.

El corazón del agave americano es una importante fuente de alimento preparado por tostado.

Los jugos adecuadamente preparados, incluidos el tequila y el tequila, se pueden convertir en varios tipos de bebidas.

Usa savia pura para envenenar tus flechas si lo deseas.

Cuando lo hagas, ¡ten cuidado de no envenenarte!

¿Te picó una planta de agave? ¿Qué partes del agave son venenosas o venenosas?

Suponga que todas las partes del agave son venenosas; las hojas y los tallos son los más seguros.

La única parte no tóxica de la planta de agave es la flor.

Se dice que las flores crudas son deliciosas.

Todas las demás partes de la planta deben manipularse, cosecharse y prepararse con cuidado si se van a comer o utilizar de otra manera.

Dicho esto, la mayoría de las partes de la planta son comestibles y beneficiosas si se preparan adecuadamente, pero debes saber exactamente lo que estás haciendo.

¿Cuáles son los síntomas del envenenamiento?

El contacto con la savia del agave azul puede causar ardor, dolor, hinchazón y sarpullido.

Tan pronto como entre en contacto con cualquier tipo de jugo de agave, su piel comenzará a ampollarse debido a los compuestos tóxicos y, después de eso, el área tocada puede volverse sensible a la exposición al sol.

Si accidentalmente ingiere jugo de agave crudo, podría sufrir daño hepático y renal o incluso la muerte.

En un incidente reciente, un vlogger chino confundió la variedad de agave con aloe vera y se comió algunos crudos en el video.

Se enfermó de inmediato y tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital para un lavado de estómago y tratamiento por daño hepático.

También es importante tener en cuenta que no necesariamente tienes que estar en contacto con la savia para experimentar las graves consecuencias de un encuentro con el agave.

Las espinas y los bordes de las hojas de esta planta son muy afilados y amenazantes, y ellos mismos pueden causar lesiones graves.

Además del trauma físico, también puede experimentar una reacción alérgica grave si un agave lo apuñala.

Se sabe que las heridas punzantes causadas por el agave se hinchan rápidamente y causan mareos.

Los compuestos que causan estas reacciones graves se llaman agujas de oxalato de calcio, que están compuestas por fragmentos cristalinos afilados muy pequeños (microscópicos) de ácido oxálico que pueden causar dolor intenso en la piel.

Los aceites muy irritantes (saponinas) contenidos en la savia pueden causar más sensación de ardor.

Cómo protegerse al manipular agave

El hecho de que el agave sea una planta valiosa que produce una variedad de productos útiles demuestra la posibilidad de manejarlo de manera segura.

Si tienes agave en tu patio o jardín, puedes cuidarlo sin lastimarte.

  • Siempre use ropa resistente para cubrir sus brazos y piernas.
  • Use guantes y gafas.
  • Asegúrese de que sus herramientas de poda estén afiladas y resistentes.
  • Para plantas grandes, necesitará una sierra para cactus de mango largo.
  • Cuando termines tus tareas de mantenimiento del agave, lava tu ropa y dúchate (no un baño) inmediatamente.
  • Si te cae jugo de agave en la piel, inmediatamente debes enjuagar el área con agua fría, luego lavar con jabón y agua tibia.
  • Si una espina de agave es apuñalada o cortada por el borde de una hoja, lávela bien con agua y jabón, luego aplique una pomada antibiótica y un vendaje.
  • Si sus síntomas no desaparecen dentro de las 24 horas, consulte a su médico.
  • Si usted (o su mascota) ingiere la savia o le entra en los ojos, enjuague con agua fría, llame a un centro de control de envenenamiento y obtenga atención médica de inmediato.

Los artículos expuestos en esta web son un recopilatorio de información de internet. Intenta siempre informarte también en otros sitios webs o con expertos antes de tomar una decisión sobre alguna temática.

(Visited 319 times, 1 visits today)